Select Menu

MATERIAL

VUELTA A ESPAÑA

TOUR DE FRANCIA

GIRO DE ITALIA

CAMPEONATOS DE ESPAÑA

ORGANISMOS OFICIALES

CLASICAS

CARRERAS

SPORTSALUD

ENTREVISTAS


Josu Garay. Como tantos otros, Levi Leipheimer es de los corredores que no tienen estrella. Brillan, porque tienen muchísima calidad y son buenísimos profesionales, pero no ganan, o ganan poco. Sobre todo porque han tenido mala suerte en su carrera deportiva: la de coincidir con verdaderos monstruos de su deporte. Primero con Armstrong, del que fue algunos años compañero de equipo, al inicio de su carrera profesional y al final de la de Lance; y ahora con Contador, con el que también ha compartido mesa y mantel durante tres temporadas, de 2007 a 2009. Pese a su título de campeón del Mundo, otro corredor sin estrella es Cadel Evans, quien varias veces se ha quedado a las puertas de los grandes triunfos. El 'aussie', por ejemplo, ha sido dos veces segundo en el Tour, en 2007 y 2008, y una tercero en la Vuelta, en 2009. Podía haber ganado, porque por ejemplo el Tour 2007, el primero de Contador, se quedó a sólo 23 segundos, pero no lo hizo.

Lo mismo se puede decir de Leipheimer, una vez tercero en el Tour, en 2007, cuando se quedó a sólo 31 segundos de Contador -y a 8 de Evans-, y una vez segundo y otra tercero de la Vuelta a España. El año que fue segundo, en 2008, sólo 46 segundos le separaron del madrileño, los mismos, curiosamente, que Contador logró gracias a las bonificaciones, aunque sin ellas también el de Pinto hubiera ganado... por 670 milésimas. No es sólo esa mala suerte, sin embargo, lo que tienen Evans y Leipheimer en común. Tampoco el hecho de tropezar, una y otra vez, contra ese muro aparentemente infranqueable que parece Contador en las grandes vueltas por etapas. Además de eso, lo que tienen en común es el haber sido golpeados, de pequeños, por sendos caballos. Evans tenía ocho años cuando uno le dio una coz en la cabeza, por lo que estuvo seis días en coma, aunque no le quedaron secuelas y pudo hacer posteriormente todo tipo de actividades.

A Leipheimer otro le golpeó en el estómago y, desde entonces y según explicaba el domingo el comunicado del RadioShack, "le han quedado adherencias abdominales que tienden a cicatrizarse y reducen la actividad del intestino". Levi, que ha sido el rival más complicado de Contador en la Volta, y eso que no había contrarreloj, su especialidad, tuvo que ser hospitalizado en la tarde-noche del sábado, durante algunas horas, a consecuencia de una suboclusión abdominal, por lo que no pudo disputar la última etapa, de ahí que al final Scarponi y Dani Martin acompañaran a Contador en el podio.

Pese al percance, nada nuevo en su carrera, Leipheimer ya prepara su próxima cita: la Vuelta al País Vasco, en la que no tendrá a Contador por enemigo.
RFEC. El Ayuntamiento de Murcia ha sido el escenario esta mañana de la presentación oficial de la nueva equipación oficial de la selección española de ciclismo en sus distintas modalidades para 2011, en un acto presidido por el alcalde, Miguel Ángel Cámara, y el presidente de la RFEC, Juan Carlos Castaño, con la presencia también del teniente de alcalde y concejal de Deportes, Miguel Cascales; de José Griñán, vicepresidente de la RFEC; de José López Tortosa, presidente de la Federación Murciana, y de José Luis de Santos, seleccionador nacional. La nueva equitación mantiene el rojo característico pero con un nuevo diseño en el que entra el negro como color de contraste, aparte de otros elementos complementarios, como un nuevo logo de España –simbolizado en sus tres primeras letras-, o el reconocimiento del 1895 como fecha de fundación de la Federación Española, así como la presencia de los principales patrocinadores y del propio logo del Consejo Superior de Deportes. De todas formas, las imágenes que acompañan lo expresan mejor que las mil palabras de texto descriptivo.

Tras la presentación a cargo del alcalde murciano, Juan Sabaté, como consejero delegado de Inverse, fabricante de la ropa de competición, dio las gracias a Murcia y a la RFEC por la confianza, “ya que creemos al cien por cien en el ciclismo, como deporte y como empresa, y la RFEC nos ofrece la posibilidad de plasmar nuestra filosofía de poder estar al máximo nivel, lo que significa, desde la base hasta el patrocinio, de un deporte que no sé si será el más duro, peor si el más bonito y espectacular”. Sabaté dijo que “nuestras selecciones van ya lo bastante rápido, pero hemos querido darles una pequeña ayuda con nuestro material, con las mejores calidades posibles, que ojalá mejore un poquito si cabe el rendimiento. Por ejemplo, con tejidos que ayudan a recuperar el músculo o con prendas que permiten una mayor transpiración. Todo el departamento de investigación de Inverse está a disposición de la RFEC para que con nuestra tecnología podamos ayudar al ciclismo”.

A continuación el propio presidente de la RFEC, dio las gracias a los medios asistentes, “a Murcia porque siempre nos acogen con lo mejor, y a otras firmas que nos apoyan con su patrocinio y que también nos acompañan en este acto como Catlike, BH o Medilast, y otras que no han podido estar aquí pero que hacen posible que el ciclismo siga adelante”. Castaño dijo que “este acto lo hemos querido concebir como un homenaje a las distintas disciplinas que integra este deporte. El ciclismo se confunde muchas veces con el ciclismo en carretera pero hay otras disciplinas y hemos querido rendirlas este homenaje, con deportistas de todas ellas y que han tenido un amplio protagonismo internacional”.

Así comenzaba el acto con varios deportistas anticipando la equipación con un puzzle. En concreto los paralímpicos Miguel Angel Clemente y Diego Javier Muñoz, corredores además de la tierra, que hace apenas diez días se proclamaban subcampeones del mundo de persecución, tras un historial repleto de éxitos nacionales en carretera y pista; para pasar al BMX representado por Mark Killiam, uno de los jóvenes pilotos que intentará cumplir ese reto de clasificar esta disciplina para los Juegos Olímpicos de Londres. “No es murciano, pero si reside aquí y aparte de ser campeón de España de BTT, lograba en Albacete el título de campeón de élite de carretera”. Evidentemente se trata de Sergio Mantecón, ganador ayer además de la prueba inaugural del Open de España “y una de las apuestas del ciclismo de montaña para Londres, donde esperamos contar con la máxima representación”.

Tras el unánime aplauso a los cuatro ciclistas, la segunda y última parte del acto se completaba con otra serie de corredores ya equipados, y entre los que faltó Luis León Sánchez, “por una razón inesperada pero plenamente justificada ya que va a ser padre próximamente”. De esta manera, fue a otra murciana Gloria Rodríguez, a la que le correspondió el honor de vestir el nuevo maillot por primera vez. “Una ciclista que ha sido medalla de bronce en el Mundial junior, que ya es una habitual en la selección de pista, aunque no podrá estar en el Mundial por una caída que le ha producido una fractura de clavícula, pero que al menos tiene este honor de lucir el nuevo maillot que ojalá luzcas muchas veces”, indicaba el presidente de la RFEC. El siete veces campeón del mundo de trial Benito Ros fue el segundo ‘modelo’. “Como se puede ver –añadió Castaño- la ropa se adapta a cada una de las disciplinas y en este caso es un modelo más holgado”. El presidente quiso reseñar la importancia del trial “porque es la disciplina menos conocida pero en la cual somos la mayor potencia mundial”.

Finalmente el propio Mantecón ocupó el lugar que estaba reservado para Luis León, con lo que se completaba oficialmente la presentación de esta nueva equipación. “Por nuestra parte nada más –terminaba Castaño-. Nuestra voluntad es seguir luciendo la marca de Murcia no sólo hasta los Juegos Olímpiadas, sino si es voluntad del Ayuntamiento, por nuestra parte las intención es de seguir mucho tiempo más”.

Fran Reyes. Pat McQuaid se ha ganado a pulso que se mire con sorna cualquier cosa proveniente de su despacho. Su larga historia de desmanes, golpes de timón y declaraciones improcedentes le ha granjeado una imagen de impresentable entre quienes observamos con miedo los bandazos de la UCI. Mi percepción sobre el actual presidente de la UCI se resumía en la foto que aparece debajo y el pie que le puso inrng: "Right foot or left foot?" [¿me disparo en el pie derecho o en el izquierdo?]. De risa. Por ello, cuando he visto en Biciclismo una "Carta abierta de Pat McQuaid a los corredores" se me ha dibujado una sonrisa en el rostro. He empezado a leerla buscando el primer desvarío del irlandés y, progresivamente, el ánimo socarrón se ha tornado en reflexivo. Hacia mitad de la carta había leído unos cuantos argumentos en favor de la polémica decisión de suprimir los pinganillos cuya trascendencia era enorme dado el cargo de McQuaid. También se revelaban públicamente detalles hasta ahora oscurecidos sobre la toma de la decisión. El texto era expositivo y hasta convincente.

Entonces llegué a los párrafos en los cuales McQuaid acusaba a los corredores de consentir el dopaje. Y también a aquellos donde de alguna manera les incitaba la rebelión contra sus superiores. Ridículo. Si el presidente de la UCI fuera un adiestrador de perros, su método consistiría en pegar a las mascotas y después incitarlos a morder a sus dueños. El resultado de ello sería, probablemente, que los canes lo intentarían destrozar a mordiscos. Y en este caso, francamente, no me sorprendería que sucediera algo análogo con los corredores y la UCI. McQuaid perdía una vez más una batalla de poder en el campo de la comunicación...

Sin embargo, el punto más interesante estaba aún por llegar. En su carta, Pat McQuaid da por primera vez pábulo público a los rumores que señalaban un posible cisma dentro del ciclismo mundial a través de la escisión de algunos equipos, que se sienten ninguneados por la UCI y legítimos dueños de una parte importante del trozo de pastel económico que ésta se lleva, para crear una nueva liga ciclista paralela. Johan Bruyneel, con periódicos "tuits" en este sentido, es uno de los principales instigadores. Los combativos miembros de la AIGCP, con Jonathan Vaughters a la cabeza, podrían estar detrás también del 'World Cycling Tour' mentado por McQuaid. Claro que ese 'WCT' sin carreras no sería nada. El otro día Vaughters tomó café con Angelo Zomegnan, cabeza de RCS. ¿Especulamos?

¿Perderá la UCI de McQuaid el mando del ciclismo mundial? No sería descartable. En muchos deportes poderosos económicamente mandan los equipos por encima de las federaciones, que sobreviven como legisladoras ocasionales y renuncian a gran parte de su poder para sobrevivir y seguir sacando tajada económica del ‘circo’ donde antes eran promotores. En España podemos observar el caso del fútbol (donde es la LFP, y no la RFEF, quien organiza y gestiona la Liga) o el baloncesto (ACB), y algo similar se pude extrapolar a competiciones anglosajonas importantísimas a nivel mundial como la Premier League o las cuatro grandes Ligas americanas. Creo que, con el traspaso de poderes a los equipos, el ciclismo daría un paso natural. La duda es, conociendo cómo se ha regido hasta ahora nuestro deporte, si esto será a la larga positivo o negativo.
Josu Garay. Las victorias de Fabian Cancellara, el mejor contrarrelojista del mundo, no dejan de causar asombro. El año pasado fueron objeto de estudio y algunos llegaron a la conclusión de que se beneficiaba de los vatios suplementarios que ofrecía un motorcito escondido en los tubos del cuadro de su bicicleta, algo que nunca se ha podido demostrar. Por el contrario, y pese a las medidas adoptadas por la UCI, que durante el Tour empleó un escáner para descubrir a los posibles tramposos, nunca ha dejado de ganar, arrasar mejor dicho, teniendo en cuenta las diferencias que suele sacar a sus rivales: 1:27 a Larsson y 2:30 a Tony Martin, la plata y el bronce del Mundial 2009, y 1:02 sobre Millar y 1:l2 sobre Martin en el de 2010.

Ahora, 12 meses después del rumor que tanto daño hizo a su imagen, el tema del motorcito, parece desvelarse su verdadero secreto: la utilización de unos rodamientos especiales, engrasados a su vez con un aceite único, que le permiten ganar hasta dos segundos y medio por kilómetro. Eso es al menos lo que afirmaba ayer el periódico La Dernière Heure, a quien un mecánico italiano, amigo de Espartaco, había puesto en la pista: “Fabian jamás ha llevado un motor en su cuadro, pero dispone de un sistema de rodamientos único y revolucionario puesto a punto por un ingeniero”, decía Denis Migani, quien, según explica el periodista belga, guarda en su taller de Riccione, como si de auténticas joyas se trataran, dos maillots de Miguel Indurain.

“El sistema se llama Gold-Race”, prosigue Migani en La Dernière Heure, “y ha sido creado por el ingeniero y profesor universitario Giovanni Cecchini”, que por cierto nada tiene que ver con el preparador de igual apellido. Cancellara, al parecer, puso como condición para trabajar con él ser el único ciclista profesional en emplear sus inventos. “Las bolas de los rodamientos son parcialmente de grafito y se engrasan con un aceite muy complejo cuya composición es secreta”, sigue explicando Migani. “Su mezcla cambia en función de la humedad y la temperatura”, por lo que la presencia de su inventor se hace casi obligada en las grandes citas.

Según se puede leer en la página de Internet del inventor, Giovanni Cecchini, sus rodamientos reducen hasta en un 95% el rozamiento, disminuyen hasta un 27% el ácido láctico y consiguen una ventaja de hasta dos segundos y medio por kilómetro. Por el módico precio de 1.100 euros, cualquiera puede tener este sistema legal en su bicicleta. Las piernas de Espartaco, sin embargo, no tienen precio.
Ainara Hernando. Se cierra un día triste en la página del ciclismo reciente al pasar la hoja del calendario del 8-9 de marzo. Una jornada negra más, y ya son incontables, con una injusticia más que añadir. Porque el caso de Franco Pellizotti no es solo una sinrazón para el corredor y su entorno, lo es también para todo el deporte, y no solo para su credibilidad, si no también, y lo que es más preocupante, para su sostenibilidad. Partimos de la base mil veces repetida de que Franco Pellizotti nunca ha dado positivo en un control antidoping, ni dentro ni fuera de una carrera. La UCI se lo ha llevado por delante para mantener su defensa a ultranza del pasaporte biológico. No podían dar marcha atrás a las alturas que estábamos, el mecanismo fluye, genera ganancias para los dirigentes del ciclismo y tiene a todos los equipos comiendo de su mano. Un arma tan poderosa no podía echarse abajo por un simple ciclista, había muchos intereses en juego pero ¿hasta donde están dispuestos a llegar?

Con este caso ya han dejado claro que son capaces de generar cadáveres ciclistas sea como sea. Sin escrúpulos. Y lo que es peor, haciendo las reglas según les conviene porque a Pellizotti le han comunicado una sanción de dos años que comienza en mayo del 2010, es decir, cuando al ciclista se le comunica que no puede correr el Giro por los susodichos valores anómalos aunque éstos fueron registrados en el año anterior. Pero resulta que le van a quitar el tercer podium de la ‘corsa rosa’ del 2009 y el maillot de la montaña que ganó en el Tour del mismo año, es decir, una temporada antes de que se le registraran esos resultados sospechosos en su pasaporte. ¿Con qué motivo?

Los por qués se agolpan si empezamos a preguntarnos. Simplemente, ¿a qué viene una sanción a un ciclista que no tiene ningún positivo por dopaje registrado? Lo que nos lleva a una reflexión más profunda y que da miedo, pues, si con Pellizotti han hecho ésto, ¿qué será lo siguiente? La UCI no solo ha demostrado que tiene el mando, si que puede hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera con los corredores. Según el reglamento, todo corredor que ha dado positivo (donde no se enclavaría el italiano) tiene que pasar primero por las manos de su federación nacional correspondiente y después, la UCI y el AMA dan el visto bueno a la sanción que imponga ésta o recurren la decisión si no están conformes con ella.

Pellizotti fue absuelto por el Tribunal Nacional Italiano porque la Federación ciclista transalpina objetó no tener las pruebas suficientes como para sancionarle. A la UCI no le gustó. Entonces, ¿para qué dejan en manos del Tribunal la decisión? Es una auténtica perdida de tiempo. No lleva a ningún sitio si al final son ellos los que deciden si se le sanciona o no.

Han mantenido a un corredor en el limbo durante toda una temporada sin poder correr, le han hecho perder el que se pronosticaba como su gran año cuando a menos de tres días empezaba a hacer las maletas para marcharse a un Giro en el que partía como gran favorito. Fue entonces cuando le quitaron la licencia, aunque tras la ‘corsa rosa’ pudo regresar -el Liquigas le daba hueco en el Tour de Eslovenia para comenzar a ‘normalizar’ su situación-. Pellizotti entonces, pensando que para no armar tanto revuelo estaba mejor en casa, esperando, decidió no correr. Incluso estaba preinscrito en la Vuelta a España, por si la resolución definitiva de su caso llegaba antes de los previsto. Ni una cosa ni la otra.

¿Fue un error que no corriera en los meses de junio, julio y agosto cuando tuvo la oportunidad? Puede que sí. Quizá no hubiera servido de nada, es lo más probable que así sea. Su sola presencia hubiera generado expectación y quizá hubiera metido algo más de prisa a la UCI.

Nadie, ni él ni su entorno se esperaban esta resolución por parte del TAS. Otros corredores siendo controlados positivo se han enfrentado a sanciones menores y además, Pellizotti venía abalado por una absolución, la de su federación nacional -comprobado queda que no sirve absolutamente para nada-. Tampoco se lo esperaba Eusebio Unzue, que ya le tenía reservado un dorsal para debutar con el Movistar en la Milán-San Remo.

Inevitablemente, lo vergonzoso de su caso mete miedo, y mucho en España alrededor del caso Contador. Son dos situaciones completamente diferentes, pero es que Contador se presenta con un positivo, aunque sea ridículo, pero positivo al fin y al cabo, y Pellizotti no lo tenía. Ambos con el beneplácito de sus respectivas federaciones para seguir corriendo con normalidad, cosa que de momento Contador puede hacer y Pellizotti ya no hará más. Pero no se pueden comparar los dos casos, y mucho menos protestar, como ya se ha hecho especialmente en el extranjero, por el hecho de que el madrileño sí pueda competir y el italiano no pueda hacerlo. Contador siempre ha tenido un contrato firmado y cuando ha podido, ha corrido, porque tenía un equipo con quien hacerlo, cosa que a Pellizotti le faltaba.

A eso precisamente, a que las ruedas sigan girando queremos ser testigos a partir de mañana. Os confieso que con la moral por los suelos, interrogándote si de verdad merece la pena todo esto. Sea como sea, a partir de mañana esperamos ofreceros una amplia cobertura de la Tirreno-Adriático, tanto a través de la web, con videos, fotos y textos, como por aquí. Una carrera, la de los dos mares, que se presenta apasionante en cuanto a recorrido y participantes. Solo espero que esa emoción sea contagiosa.

Luis Angle Martin. Es más que probable que algunas de las personas que lean esto, no compartan mi opinión sobre lo que quiero exponer y parto de la base de que llevo ya bastante tiempo cuestionándome los efectos, positivos o negativos, del llamado “pinganillo” en el ciclismo actual.

Cualquier opinión debe respetarse pues por encima de criterios y opiniones, a favor o en contra, está la belleza y el sacrificio que conlleva este deporte que todos disfrutamos y también sufrimos. 

Pero… ¿porqué me cuestiono los efectos del “pinganillo”. 

Son muchas las razones y no todas se pueden exponer aquí, pero una persona amante de las nuevas tecnologías como yo me considero, empieza a ver demasiada “calculadora” en los pelotones. 

Y comento lo siguiente, supongamos una escapada del pelotón a la distancia que queramos estimar. La historia será la será como sigue: 

El pelotón deja rodar la escapada y cuando faltan “x” kilómetros para la llegada, entran en funcionamiento la calculadora y el ·pinganillo”. A tantos segundos de “recorte” por kilómetro, si la ventaja es de tantos minutos, a cuatro o cinco kilómetros de la meta esa escapada habrá caído mantenemos lider y puede ser que incluso ganemos al sprint. Automáticamente entrarán en funcionamiento las órdenes de los directores por medio del “pinganillo” y vayas colocado atrás o adelante del pelotón, si te toca, tienes que pasar a la cabeza a tirar abajo esa fuga y tienes la seguridad de que en un porcentaje muy elevado esa escapada no triunfará o no adquirirá una ventaja notable. 

Pero bueno, el tema es muy extenso, cambia el terreno, cambian las carreteras, el material es mejor y tantas y tantas otras cosas que pueden repercutir en el resultado de la carrera. Está bien, pero ¿Donde están aquellas escapadas que daban vuelcos espectaculares a la clasificación? ¿Qué pasa? ¿Dónde están los Bartali, Coppi Bahamontes, Julio Jiménez, Fuente etc, o los gregarios como Manzaneque, Stablinsky, Martín Piñera y demás, que ganaban etapas en solitario con varios minutos de ventaja y ese día eran la admiración de todos los aficionados aunque luego en el resultado de la clasificación general no tuvieran, en la mayoría de los casos una relevancia notable? 

Y en los grandes puertos ¿que sucede? ¿Dónde están aquellas escapadas de Bahamontes, Gaul, Jiménez, Fuente y otros más cuya lista sería larga de enumerar? Pues os daré mi opinión, yo he visto pasar a Van Looy ( Campeón del mundo dos veces, gran sprinter vencedor de muchas etapas en el Tour, en el Giro en La Vuelta, etc.) en el Col d´Aubisque a quince minutos de Mariano Díaz (escapado con un francés y un italiano) y que fue vencedor del Tour del Porvenir del 65. Estoy seguro que hoy Van Looy pasaría, como poco, a TREINTA MINUTOS… ¿porqué? pues sencillamente porque le habría tocado, como a todo no escalador y siguiendo órdenes del “pinganillo” tirar hasta reventar en la parte que le correspondiera del último puerto para que los Contadores, Pantanis. Slecks, y demás no alcancen aquellas diferencias que obtenían los Bahamontes, Fuentes, Jiménez, etc…y siempre con la TRANQUILIDAD de esperar al “autobús” sabiendo que aún llegando FUERA de CONTROL ninguna organización le mandará para su casa. 

Eddy Merkx dijo un día que el corredor que más le había hecho sufrir había sido Jose Manuel Fuente. En el ciclismo actual “El Tarangu” José Manuel Fuente, pasaría muchas dificultades para, al ritmo que impone el “pinganillo”, sobre todo en el último puerto dar aquellos “demarrajes “ que han pasado a la historia del ciclismo. 

Bueno, no quiero pecar de “carrozón” y ya termino, lo mismo que tuve la suerte de ver a Merks, Poulidor, Ocaña, etc... pienso que si no se permitiera el “pinganillo” la estrategia de carrera, que no la táctica de salida que siempre la debe marcar el Director, la llevaría el líder del equipo sobre la marcha. 

En un pelotón numeroso, no valdría esperar “a ver que me ordenan por el pinganillo” y mientras yo tranquilo aquí en el “paquete”. 

Las referencias de las escapadas no estarían sujetas a la calculadora. Si no te “buscas la vida” cualquier fuga a ti y a tu equipo os puede dar una sorpresa con un vuelco en la general que cambie totalmente el planteamiento de la carrera. Estate atento a la pizarra, a los cortes, a la evolución de la prueba y tu mismo, como corredor, sabrás donde tienes que estar en cada momento ya sea como gregario o como jefe de equipo. A todo esto que cada uno añada las variable que considere. 

Vaya desde aquí mi admiración a todos los que se suben en una bicicleta sean cicloturistas, aficionados o profesionales. Esta es mi humilde opinión desde mi humilde experiencia y me reitero en lo dicho, por encima de opiniones favorables o contrarias, que todos debemos respetar, está nuestro amor por la bicicleta y el ciclismo que cambie lo que cambie siempre será “nuestro ciclismo”. 

Saludos a todos.

Javier Montes Sánchez. La Vuelta Ciclista a la Región de Murcia Internacional Trofeo Alfonso Guzmán Gran Premio CajaMurcia volverá a ser espectacular, a pesar de la reducción de la competición a tres etapas, y contará con la presencia de algunos de los mejores ciclistas del pelotón internacional, como Alberto Contador (Saxo Bank), Carlos Sastre y Dennis Menchov (Geox-TMC), Igor Antón (Euskaltel), Carlos Barredo (Rabobank), Rubén Plaza (Movistar), Christian Vandevelde y David Zabriskie (Garmin), Ezequiel Mosquera (Vacansoleil) o Iñigo Cuesta (Caja Rural). Además, disputarán la Vuelta los murcianos Fran Pérez (Movistar) y Eloy Teruel (Selección Española) y algunos 'clásicos' de la prueba como el australiano Graeme Brown (Rabobank), vencedor de varias etapas en distintas ediciones de la carrera, o el ucraniano Oleg Chuzhda.

La trigésimo primera edición de la Vuelta se disputará del viernes 4 de marzo al domingo 6 de marzo. Comenzará con una etapa entre San Pedro del Pinatar y Alhama de Murcia, de 178,7 kilómetros, con tres puertos de tercera categoría. El sábado se disputará la etapa reina, de 183,2 kilómetros con salida en la fábrica de Estrella de Levante y final en el Centro de Interpretación de Sierra Espuña, tras el ascenso del Alto de la Zarzadilla, de segunda categoría, y del Alto de Collado Bermejo, de primera categoría y Cima Marco Pantani. Y finalizará el domingo 6 con una contrarreloj de 12,4 kilómetros por las calles de Murcia.
Javier Montes Sánchez. Un amarillo precioso, unas letras que tienen sus porqués, un estilo. En el año 1986 el equipo lo formaban entre otros Sean Kelly, Acacio Da Silva, Vandenbrocke, Iñaki Gaston. Sean Kelly ganó Milan-San Remo, Paris-Niza, Paris-Roubaix, fue segundo en Flandes y en Lombardía, ganó dos etapas en la Vuelta a España y la general final en 1988. Este equipo consiguió numerosas victorias del calendario internacional. Consiguió ser un equipo referente a nivel mundial. KAS lo consiguió prácticamente todo en este deporte.

Dentro de la moda retro, nada mejor que comenzar presentando el maillot del equipo KAS. El maillot original de los años 70 era acrílico. El tejido ahora es diferente. Al tacto se nota un cambio total en la composición del material. Tejido microfibra. Siguen intactos el diseño y la nostalgia de este gran equipo.
Y quien pone de nuevo este maillot en ciruclacion... pues la gente de ETXEONDO.